Bienvenidos

Si todos lo conocemos todos ganamos, este es mi lema, y por eso he creado este sitio y el canal de youtube.

martes, 14 de abril de 2015

Espaguetis al infierno

Este infierno es el mejor que podrás encontrarte



Tengo algo que confesar, tengo varias adicciones, a los dulces, a  los domingos de mantita, a las pizzas, al queso,  al roquefort, se que alguien dirá que el roquefort es queso, ya, pero lo nuestro viene de muy atrás, debe ser nombrado como una adicción parte, y a la pasta. Sé que ahora alguien dirá, “A mucha gente le gusta la pasta, eso no es adicción” pero lo mío va mas a allá, para mí es un placer abrir la alacena y ver un paquete de espaguetis esperando que yo les haga de todo.

Pese a estar tan enganchada, confieso que soy fiel a los clásicos y no me gustan pastas más allá de los espaguetis, macarrones, pennes, espirales y poco más, bueno a veces he comido tallarines cuando los he confundido con espaguetis cuando he comprado con prisa y hambre, pero nada más. La pasta rellena, no me gusta, creo que nunca se hacen bien, o el relleno sabe mal o yo que sé, pero una vez  probados los raviolis no repito. Los ñoquis o gnocchi no me entran por los ojos, tienen pinta de… bueno no lo digo porque lo mismo a alguien le gusta y no los había visto nunca así.



Durante mi infancia solo existía una manera de comer pasta, con tomate y queso fundido, a veces con salchicha y/o chorizo y a veces  con la variante de en vez de calentarla unos minutos al microondas, mi santa madre hacia macarrones con tomate, chorizo y queso al horno, con un toque de orégano, francamente espectacular, ya me estoy imaginando a mi misma hace unos cuantos años con toda la barbilla llena de tomate, jijijiji que tiempos…

Conforme pasaron los años, y me fui metiendo en la cocina, fueron apareciendo en mi menú espaguetil las salsas, especialmente aquellas que incluían mucho queso y picante, para horror de mi madre, todo sea dicho.

Esas eran mis opciones para comer pasta, hasta aquel maravilloso día de verano, donde mis tíos me prepararon Espaguetis al infierno, mi tío siempre ha sido un gran cocinillas y bastante amante de platos extranjeros, esta receta, no sé muy bien de donde la sacó o si simplemente se la inventó, pero para mí es la receta de mi Tato.



Pese a que siempre que la hago me sale mejor que la anterior, y que mi tía me la explicó mil veces, el sabor de esta receta preparada por mi Tato, nunca he conseguido lograrla, aún así, están riquísimos y os invito a que los hagáis y disfrutéis como lo hago yo de este gran platazo!

Espaguetis al infierno
(Receta de los Tatos de Almu)
Ingredientes para 4 personas:
- 300 gr de Espaguetis (aproximadamente, para mí siempre van a ojo).
- 1 cucharada de mantequilla.
- 2 puñados de sal.
- 3 guindillas.
- 1 cebolla pequeña (picada).
-1/2 dientes de ajo (picada).
- 4 lonchas de bacón (troceadas).
- 1 cucharada de aceite de oliva.
- Un bote de tomate frito.
-* 3 Salchichas (troceadas).
-*4 rodajas de chorizo (troceadas).
-* Queso rallado al gusto.

*Son de mi vil aportación a la receta tradicional, podéis incluirlas o no, de ambas formas está riquísima.

Comenzamos poniendo el agua a hervir y poniendo una sartén con aceite a calentar, cuando el agua ya esté hirviendo, añadimos la mantequilla, un puñado de sal, dos guindillas y los espaguetis. Y dejamos que se hagan.




Cuando el aceite de la sartén, este caliente, añadimos la cebolla, el ajo la guindilla sobrante y la sal hasta que empiecen a dorarse y añadimos los demás ingredientes (salvo los espaguetis, el tomate y el queso rallado).



Una vez estén listos los espaguetis, los escurrimos y pasamos a la sartén, removemos bien para mezclarlo todo y vertemos el tomate sobre la sartén. Seguramente nos sobre bastante del tomate, porque en esta receta, el tomate no cubre la pasta, solo la acompaña, es decir, de tomate lo justo. Lo dejamos a fuego muy lento, unos minutos antes de comer, le echamos el queso por encima y cubrimos hasta el momento de emplatar y podemos espolvorearle un poco de orégano si os gusta, a mi me chifla.



Espero que os guste y que disfrutéis de la receta como yo.

Antes de irme, me gustaría dar las gracias a mis tíos, mis tatos como yo los llamo, por tantos buenos ratos que me han hecho pasar y los grandes veranos que hemos vivido juntos, os quiero mucho, sois lo más!!

Nos vemos pronto,

Besos pegajosos y abrazos de oso


Almudena,