Bienvenidos

Si todos lo conocemos todos ganamos, este es mi lema, y por eso he creado este sitio y el canal de youtube.

viernes, 24 de abril de 2015

Los primeros pasos hacia los macarons

Celebrando el cumple de papá




Hola!!!


Hoy os traigo una de esas recetas riquísimas pero que la verdad, son difíciles de hacer, os costará alguna pelea con el horno, no tengo duda.

Seguramente estarás pensando, que tiene que ver aquí el cumple de mi padre, pues bueno, la que os escribe, tiene un padre maravilloso, que nunca deja de sorprenderme con sus ideas y los desafíos que se propone.

A sus 57 años ha querido empezar a estudiar inglés, a la par que estudia Lengua de Signos Española y Patrimonio Histórico Gaditano (casi ná!!).

El caso es, que este año ha empezado en la Escuela Oficial de Idiomas donde al parecer comparte clase con un grupo maravilloso de personas, que son los que se están comiendo alguna que otra creación de este blog!! (Gracias!!!).



Esta semana ha sido el cumpleaños de mi progenitor y quería llevarles alguna cosita a sus compañeros, los mismos que ya probaron los Cross Buns. Pero esta vez quería hacer algo más currado, ya que cuantas veces se cumplen años? Así pues, cuando mi padre me dijo si le podía preparar algo para llevárselo a clase, no me pude negar y menos teniendo en cuenta que lo tendría de pinche nada más y nada menos que a él.

Como era un día especial, también quise hacer un dulce especial, algo un poco desconocido, por que ya todo el mundo ve los cupcakes y no es llamativo, sin embargo la fiebre macaronil aún no ha llegado. Así que macarons que te crio para mi papá y sus compis, los mismos que le prepararon esta tarta tan chula!

Feliz cumple papi!!! Te quiero!!



Vamos con la receta.

Macarons ligeramente chocolatados con crema de vainilla
(Receta adaptada de las recetas de Maria Lunarillos y la crema de Alma Obregón).

Para las tapitas de los macarons:

Para el mazapán:
- 120 gr. de icing sugar.
- 110 gr. de harina de almendras.
- 15 gr. de Nesquik.
-  45 gr. de claras de huevo (una clara).
- Colorante en pasta rosa (opcional).

Para el merengue:
- 90 gr. de azúcar blanco.
- 30 ml. de agua.
- 45 gr. de claras de huevo (una clara).

Para el relleno:

Crema de vainilla
- 200 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente).
- 200 gr. de icing sugar.
- 2 cdtas. de vainilla en pasta.


Lo más difícil que tiene la receta es encontrar una buena harina de almendras, yo compré esta de Alma's Cupcakes pensando que sería buena ya que ella es repostera y tal, pero la verdad es que no es nada buena y no nos ahorra ningún trabajo, es mejor comprar la de Vahiné que está disponible en todos los supermercados. Y lo más importante es el tamizado, tendremos que tamizar muuuuuuchas ves, la paciencia también es muy importante, debemos tener bastante paciencia.

Comenzaremos tamizando la harina de almendra dos veces (depreciando lo que nos quede en el tamiz al final del proceso), luego le tamizamos encima el icing sugar y el cacao y volvemos a tamizarlo todo de nuevo, por ultimo mezclamos con la clara de huevo hasta formar una especie de mazapán y reservamos.



Ahora vamos a preparar nuestro merengue italiano. Para ello montamos nuestra clara con hasta que esté consistente y a su vez en un cazo haremos el almíbar poniendo el agua y el azúcar a calentar, hasta los 118ºC para medir la temperatura es necesario un termómetro apto para azúcar yo tengo este que es bien económico. Cuando la clara este firme (siempre podemos comprobar si esta firme dando la vuelta al bol si no se mueve esta perfecto) y mientras batimos echamos el almíbar poco a poco como un hilillo  sobre la clara sin que roce las varillas ni el bol (si lo hace el azúcar se enfría y se pega). 

Cuando este incorporado y tengamos una mezcla brillante y con picos firmes, hemos creado un hermoso merengue listo para incorporarlo con una espátula poco a poco al mazapán mezclando hasta que nos quede todo integrado y con forma de masa, en ese momento yo le dije a mi padre: - Papá, veo la masa tristona, ¿le ponemos color?- y él me dejó hacer (creo que todavía cansado del tamizado), y añadí colorante rosa para darle un ligerito toque de color sobretodo apreciable cuando se muerde!. 

Si no quieres añadir color simplemente pon tu masa en una manga pastelera o en un biberón si te es más cómodo y a hacer círculos, si quieres darle color, coge un colorante en pasta y  un palillo, moja el palillo en el bote y luego en la masa cunde muchísimo esa mijitita.

Para hacer los cículos, yo os recomiendo que los dibujéis por la cara otra cara del papel de horno salvo que seáis unos artistas y podáis hacerlo a ojo, yo soy más bien patosa y me compré un tapete con los circulos dibujados ya. Cuando tengamos nuestros circulitos hechos, os recomiendo que dejéis caer varias veces vuestra bandeja de horno sobre la mesa para que salga el aire de la masa, y dejamos reposar... Desde 15 minutos a 6 horas que puede durarnos el reposo, los dejaremos, hasta que si los tocamos con el dedo no nos manche, de ahí al horno!



Metemos nuestro macarons al horno a 140ºC durante unos 15 minutos, pasados ese tiempo, comprobamos si están hechos tocando uno ligeramente si está firme "pa fuera" de lo contrario esperaremos un poco más. Si vemos que se nos queman pero aún no están hechos de todo, os recomiendo que los tapéis con papel de aluminio o dejéis la puerta del horno ligeramente abierta.

Cuando las tapitas estén totalmente frías las desmoldaremos con sumo cuidado, por que son bastante frágiles y las dejamos reposar mientras hacemos el relleno, que dicho sea de paso, es bastante simple, mezclamos la mantequilla y el azúcar hasta que parezca helado, entonces le echamos la vainilla en pasta y seguimos removiendo hasta que esté integrada.

Ya solo nos queda coger una tapita y ponerle el relleno podéis hacerlo bien con una manga pastelera o con una cucharadita y cubrimos con otra tapita et voilá macarons que te crío!

*Los macarons deben quedar lisos, en mi caso, no fue así por culpa de la harina de almendras que estaba demasiado gorda, por eso os digo que es mejor la de Vahiné por su sencillez o la que yo tengo ahora pero triturándola un poco más

Espero que os guste y que hagáis la receta que esta para despedirse de la operación bikini, quien la haga, que yo ya oye como se nunca me funciona, ni la intento!



Besos pegajoso y abrazos de oso

Almudena,