Bienvenidos

Si todos lo conocemos todos ganamos, este es mi lema, y por eso he creado este sitio y el canal de youtube.

lunes, 11 de mayo de 2015

Magdalenas de dos colores con chocolate fáciles y rebuenas

Mi mayor clásico y una delicia incalculable



Hola!! ¿Cómo va todo? Hoy os traigo una receta que para mí, es un clásico, es una de las primeras recetas que hice y que aún hoy sigue triunfando desde el primer día, pese a que el público siempre es el mismo.

Esta receta es de esas que puedes usar para todo, para merendar cualquier día, como postre si la servimos calentita y acompañada de de helado de vainilla y/o nata....(yo solo doy ideas, no matéis a la mensajera). O como parte de un desayuno o merienda de cumpleaños.



También lo podéis hornear en vez de en el molde de cupcakes en uno redondo de tarta y os sirve de tarta de cumple. vamos que  tiene un sin fin de posibilidades.

Yo usé la receta, para que formara parte del desayuno de cumpleaños de la profesora de inglés de mi padre en la Escuela de Idiomas, y creo que les gustó mucho.

Bueno no me entretengo más y os dejo con la receta.


Magdalenas caseras de dos colores con chocolate.
Receta basada en una que aparecía en revistas de postres con Thermomix, pero bastante modificada.

Para unas 18 magdalenas, necesitaremos:

- 360 gr. de harina*. 
- 360 gr. de azúcar blanco**.
- 360 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
- 6 huevos.
- 1 sobre de levadura tipo Royal.
- 30 gr. de Nesquik.

*  Si la tamizamos junto con la levadura mejor que mejor, aunque no es estrictamente necesario.
** Para darle un toque más acaramelado poner la mitad de azúcar moreno.

Empezamos precalentando el horno a 180ºC y ponemos en nuestro molde de cupcakes las cápsulas, yo tengo este molde.



Como comentaba, la receta original era para Thermomix, pero yo la hice usando 
mi amasadora pero lo podéis hacer fácilmente a mano o con cualquier batidora de mano, está chupado.

Lo primero es mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que se integren, es decir que parezca un helado de vainilla. Si se nos ha olvidado sacar la mantequilla con tiempo suficiente, podemos trabajarla un poco sola antes y ya luego irle incorporando el azúcar.



Una vez tenemos nuestro "helado de mantequilla" vamos echando los huevos uno a uno para no sobre cargar la masa, cuando uno esté bien mezclado, echamos el siguiente y así con todos. Luego echamos la harina y la levadura y mezclamos hasta que no haya grumos y todo esté perfectamente mezclado.

Es el momento de dividir la masa en dos, dejando una parte en el bol donde hemos estado trabajando y la otra parte en un nuevo bol, a esta segunda parte le añadimos el Nesquik y mezclamos con espátula, hasta que el Nesquik forme parte perfecta de la masa.

Llega el momento más complicado, manipular la masa sin comernosla, es súper difícil, por que esta masa esta riquísima para comerla sola, pero cuidado que tiene huevo y eso no está bien.



Lo más divertido de esta receta es el dibujo que hace la masa, para conseguilo debemos echar una cucharadita de la masa sin Nesquik, luego otra de la masa con chocolate y terminamos con la primera otra vez, y al horno. Durante unos 20 - 25 minutos, hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio. Salvo que veáis que se esté quemando os recomiendo no abrir la puerta del horno antes los primeros 18 minutos o nuestras magdalenas sufriran modificaciones no desadas.

Ah, también podéis hacerlas solo de chocolate que están incluso más buenas, yo solo doy opciones,

Espero que os guste, 

Besos pegajosos y abrazos de oso, 

Almudena,