Bienvenidos

Si todos lo conocemos todos ganamos, este es mi lema, y por eso he creado este sitio y el canal de youtube.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Halloween 2015

Por que celebrar es la mejor manera de pasarlo bien



No puedo ni creerme que todavía haya alguien dispuesto a seguir leyéndome, por que llevo demasiado tiempo desaparecida, lo que empezó siendo un "break" justificado por estudios (ya soy licendiada!!!! bieeeeeen!!) y luego no se, no encontré el momento de volver a escribir pese a que tengo recetas pendientes de subir.

Así pues, perdón, perdón y perdón por tardar tanto en volver, pero me despité, espero que no vuelva a pasar, no prometo ser súper constante, por que se que no puedo, que soy así, pero intentaré estar al menos una vez al mes!!

Bueno como dice el título hoy vengo a hablar de Halloween, como os comenté el año pasado, a mi, pues oye, me gusta, me gusta que la la gente se lo pase bien y si es pasando bueno, pues oye, cada uno que haga lo que quiera, yo mientras nadie sufra, todo me parece genial!

Este año, como siempre, fuí a ver los puestos de los dos mercados de abastos de Cádiz, que fue el lunes 26, y luego una semana para planear el terror, jijijijiji

El plan peliculero para el finde del terror


Este año, con el plan de semi-dieta que llevo, no quería hacer una gran y chocolateada propuesta, si no algo más ligera, y llegó a mi correo el mail de semanal de Maria Lunarillos con muchas ideas y una especialmente capto mi atención, los muñequitos de jengibre decorados como esqueletos!!! Que monada!!




Aunque claro, los míos no quedaron tan monos como los de la web de Maria Lunarillos, estaban riquísimos y el olor que que salía del horno.... Eso era una delicia...

Los muñequitos son súper fáciles de hacer, más si tenemos una amasadora, si no, aunque no sea difícil haremos buenos biceps!! Que tampoco es mala idea.
Vamos con la receta, no?


Muñequitos de jengibre decorados como esqueletos

Para unos 32 muñecos necesitaremos:

Para la masa:

- 350 gr. de harina*. 
- 1 cucharadita de bicabornato sódico**.
- 125 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
- 1 huevo.
- 2 cucharadatias de jenjibre seco en polvo.
1 cucharadita de canela.
- 175 gr. de azúcar moreno
- 4 cucharadatias de miel.

Para la glasa de decoración de los muñequejes:

1 clara de huevo.
- Un poquitito de sal
- 200 gr. de azúcar glacé.

Empezamos tamizando la harina con el bicarbonato, la canela y el jengibre. Lo amasamos junto a la mantequilla en nuestra amasadora o en un bol. Llegados a este punto, pensaremos que algo estamos haciendo mal, la mezcla se parecerá un poco a arena ni para nada se asemeja a una masa, eso significa que vamos bien! (Increíble pero cierto).

En otro lugar, un plato un bol cada uno lo que quiera, mezclamos el huevo con la miel y batimos cuando esté bien mezclado lo unimos a nuestra "arena especial" al principio no pasará nada, pero transcurridos unos segundos, tendremos una masa así de repente. la sacaremos un la extenderemos sobre papel film en una superficie plana, la cubriremos también con film y la dejamos reposar durante una hora bien tapada.




Transcurrido el tiempo de espera, es hora de amasar pero antes encendemos el horno a 180º sin ventilador!!, en el lugar donde nos vayamos a poner, echamos harina, tamizada siempre nos quedará más bonito, pero tampoco es indispensable. Para amasar, necesitaremos un rodillo con tope para asegurarnos de que todas la galletas tiene el mismo grosor o bien, dos palitos que poner en cada extremo de la masa y así asegurarnos de que todos están igual de gordotes, lo ideal es que sean de unos 3-4 milímetros de grosor.

Descubrí cuando ya había hecho la mitad de los muñecos, que es mucho más cómodo amasar poniendo la masa cerca nuestra, a una distancia entre el final de la encimera (la parte más cercana a nosotros) y el inicio de la masa el ancho del rodillo, y de ahí ir haciendo medios giros de muñeca con el rodillo, nada de amasar la masa entera de golpe, poco a poco moviendo el rodilla el movimiento de nuestras muñecas y nos quedarán perfectos!
Acordaros de enharinar también el rodillo un poco!!

Para hacer los muñecos, necesitaréis un cortador con dicha forma  yo utilicé uno barato que compré en un set bien mono muy barato pero malillo, de hecho, si os fijáis mi mis jengibrines salieron cojitos por culpa del cortador, en fin, como siempre, lo barato sale caro.

Cuando cortemos la forma de nuestros muñecos, para traspasarlos al papel de horno que está en la bandeja necesitaremos una pequeña ayuda, una espátula o algo que nos ayude a levantarlos ya que son propensos al suicidio.

Llevamos al horno durante unos 14 minitillos, hasta que los veamos bien morenotes pero no quemados, recordad también, que los muñecos crecerán en el horno, por lo que debemos colocarlos espaciados.

Al sacarlos del horno, os recomiendo dejarlos reposar unos minutejos en la bandeja o se podrían suicidar de nuevo por que salen blanditos luego ya cogen cuerpo cuando se enfrían.



Con nuestros muñequitos fríos, pasamos a hacer la glasa  para nuestros esqueletitos, cogemos la clara de huevo le añadimos la pizca de sal y empezamos a batir como si no hubiera mañana, cuando esté espumosa añadimos como una cuarta parte del azúcar glacé cuando está se integre echamos otro cuarto y esperamos que se integren, a partir de entonces vamos echando el azúcar a cucharadas y batimos y batimos hasta que sea una masa bien blanca y con textura similar a pasta de dientes, la metemos en la manga pastelera que o bien le hemos puesto una boquilla redonda bien pequeña o le hacemos a la manga un boquete pequeño o lo podemos pasar también a un biberón. 

Para hacer lineas rectas lo mejor es empezar y despegar la manga de la superficie ya que sino nos salen lineas poco rectas. Con un palillo podemos rectificar un poco lo que nos haya salido regular!

Dejamos que la glasa se endurezca y listo, a zampar!!!!



Os espero dentro de poco!

Abrazos de oso y besos pegajosos,


Almudena,

PD. Esta semana es la fiesta del cine!!!!!